Cartas Bajo La Manga: Mentiras, Extorsión y Secuestro

Escrito por Fransay Riera

Las muy sonadas “cartas sobre la mesa” de la Casa Blanca, usadas para derrocar al gobierno de Nicolás Maduro, se agotaron tras 2 años de fracasos; hecho que lejos de representar un alivio, resultan una preocupación para los venezolanos, dados los nefastos antecedentes guerreristas de EE.UU.

Fundamentos de EE.UU. para la disuasión posterior a la guerra fría (1995): Nos hace daño retratarnos como completamente racionales y con la cabeza demasiado fría (…) Que Estados Unidos puede llegar a ser irracional y vengativo si sus intereses vitales son atacados es algo que debería formar parte de la personalidad nacional que proyectamos.

En ese sentido, aunque la vocería oficial estadounidense ha insistido en el carácter “democrático” de sus acciones, la verdad siempre salta a la vista. Las verdaderas cartas están bajo la manga de los decisores.

Carta 1: Mentiras

Las grandes corporaciones de la comunicación han enfilado toda su artillería contra Venezuela; con la intención de posicionar la idea del Estado fallido y crisis humanitaria.

Carta 2: Extorsión

El bloqueo económico, usado como medida de presión contra la ciudadanía, ha impedido el desarrollo de la nación en términos económicos y sociales.

Carta 3: Secuestro

El secuestro de Alex Saab sintetiza las jugadas anteriores, ya que pretenden construir una acusación basada en mentiras para extorsionar a la nación; pero en el fondo se castiga la astucia del Estado venezolano para burlar el bloqueo y continuar garantizando el acceso de los venezolanos a bienes y servicios.

El secuestro de Alex Saab, es también (simbólicamente) un castigo a las libertades y el poder creador del pueblo; ese que ha resistido y superado las adversidades derivadas del bloqueo. Y por sobre todo, es una patada una mesa de negociación que perdieron desde el momento que se desechó la idea del interinato para reconocer la legitimidad del gobierno de Nicolás Maduro y las instituciones del Estado

FUENTE REDRADIOVE

Deja tus comentarios