Jorge Rodríguez nos acompaña en este combate contra el imperialismo y el capitalismo

Escrito por Alexis Corredor

Conocí al Maestro, en la sede de la desaparecida Asociación Venezolana de Periodistas, en noviembre de 1975; en una reunión para avanzar una campaña contra  la falsa nacionalización del petróleo,  que entraría en vigencia, a partir del 1 de enero de 1976.  Jorge estaba al frente de ese combate de denuncia y resistencia popular a la política hambreadora, represiva y entreguista del  gobierno de Carlos Andrés Pérez.

Habían transcurrido, solo 2 años del triunfo electoral de CAP bajo la consigna «Democracia con Energía», y ya el país conocía la actitud sumisa y servil de su gobierno ante el imperialismo norteamericano y su virulenta acción gubernamental contra el movimiento popular y revolucionario.

Jorge Rodríguez al frente de la Liga por los derechos del pueblo y el Socialismo ( organización política surgida de la táctica electoral del Voto Nulo impulsada por sectores revolucionarios en las elecciones de 1973, posteriormente legalizada como Liga Socialista) y revolucionarios como Caramelo Laborit, David Nieves y Orlando Yajure,  en un corto tiempo construyeron un movimiento político, insertado en todos los sectores sociales y lo transformaron   en un instrumento político-organizativo de la clase obrera y el pueblo venezolano, con la perspectiva de que contribuyera a organizar el Partido Revolucionario del Proletariado y construir el Socialismo en Venezuela.

Su verbo apasionado reforzaba sus facultades de organizador, pedagogo político y  ágil activista, que hizo de la Liga Socialista una organización, presente en todo el país:

Dotada de   comités y núcleos entre los obreros petroleros de Tía Juana en el Zulia, los campesin@s en Lara y Portuguesa, las obrer@s en Guayana y Puerto de La Guaira,  l@s pescador@s de Mariguitar y Porlamar;  en el movimiento  universitari@s de la UCV, UDO, ULA, etc., en liceos en Caracas, Maracaibo, Valencia, Puerto La Cruz, Barquisimeto, Maturín, Mérida y Cumaná;  como en cientos de liceos. Los Comités de Obreros Socialistas, el Movimiento Estudiantil con el Pueblo,  los Comités de Estudiantes Revolucionario; y su periódico Basirruque, testimonian la capacidad de organización y movilización que desataba el liderazgo de un joven, de origen humilde que nació en Carora el año 1942

Su formación teórica y pedagogía política significó un gran fortaleza que le permite salir airoso tanto en los debates con la dirigencia de la derecha como con los pseudo izquierdistas reformistas y revisionistas: el cuestionamiento y deslinde, desde posiciones revolucionarias, respecto  las desviaciones foquistas,  permitió a la izquierda y al movimiento popular avanzar una política renovadora de la combinación de las distintas formas de lucha y organización.

En medio e inmerso en tales debates ideológicos, Jorge Rodríguez emerge como un líder revolucionario y popular capaz de definir una correcta política de acumulación de fuerzas, combinando el trabajo legal y semi legal (En sus primeros años, a Liga Socialista no estaba inscrita en el consejo electoral)

Un panorama del alcance de su liderazgo debe incluir su participación y orientaciones para construir organizaciones en los  barrios y comunidades populares: una diversidad de grupos reivindicativos y culturales; de escuelas en las que asistían  niñas y niños excluidos del sistema escolar, de centros juveniles y de recreación, surgieron al calor de una nueva política revolucionaria.

Avante la letra feminista, tenemos su  Liga Socialista de mujeres;  y continuando el ejemplo de la Cuba revolucionaria, en función de ir formando l@s cuadros de relevo,  la Liga de Pioneros, (en la cual militaron sus hij@  Jorge y Delcy, así como de otros revolucionari@s,).

No podemos dejar mencionar su convicción de militante internacionalista, su combate contra  la criminal represión y persecución política de las dictaduras militares del Cono Sur (Argentina, Chile y Uruguay), y la solidaridad con los pueblos africanos y asiáticos en sus luchas de liberación nacional. La Liga Socialista es solidaria con los recibimos  de refugiad@s chilen@s huyendo del fascismo de Pinochet y de Videla; entre ellos, recordamos a Carmen Castillo, viuda de Miguel Henríquez Secretario General del MIR  y los familiares de Mario Roberto Santucho (el líder del Ejército Revolucionario del Pueblo, de Argentina)

La historia política de Jorge Rodríguez  qué es  el cuadro revolucionari@. Por ello, fue perseguido y encarcelado en varias oportunidades hasta ser asesinado el 25 de julio de 1976.

Esa personalidad, aún titila en nuestro pensamiento,  a diario nos llama la atención a ser disciplinadas y disciplinados; a amar a nuestro pueblo y trabajador@s, a convivir como ellos, con modestia, sencillez, desprendimiento y sólidos principios éticos. Con esa ética y compromiso de pueblo, su sonrisa caroreña derrotar a sus torturadores, que ya sabía cómo el peleaba con el cuchillo en la boca,

Junto con nosotros  su humor campechano y fraternal, su consejo paternal, me hace afirmar, que los de Jorge  perseveraremos y triunfaremos en este combate del pueblo venezolano por la soberanía de la nación y el socialismo.

Deja tus comentarios