El 6 de diciembre para la unidad y los objetivos de la patria

Escrito por Fernando Soto Rojas

La batalla política electoral del domingo 6 de diciembre de 2020 acontece  en unas circunstancias políticas de asedio imperialista  contra la nación y de impactos fuertes del  COVID-19:

El gobierno de Trump y los restos de la oposición fascista-terrorista presionarán  de diversas maneras para obstaculizar  y sabotear el proceso electoral del 6 de diciembre. Debemos permanecer alertas frente a las acciones terroristas (atentados, secuestros de líderes populares, sabotajes, pequeñas guarimbas y las amenazas de invasión militar).

En este momento político, las fuerzas chavistas debemos reafirmar las políticas y orientaciones básicas que  han asegurado nuestro rumbo de victorias políticas, con la finalidad de construir la Venezuela soberana, socialista y potencia económica tal como lo establece el Plan de la Patria.

En ese rumbo, es de suma importancia que consolidemos la unidad política y programática de las fuerzas  chavistas, y fortalecer   los acuerdos con los partidos de izquierda y los movimientos sociales. Para nosotros chavistas no puede haber dudas que el mandato de nuestro Comandante Chávez es: Unidad, Batalla y Victoria.

Asimismo es crucial  un alto nivel de participación del pueblo venezolano   en la elección el día 6D y así asegurar un acontecimiento democrático, de  soberanía popular y genuinamente patriótico: un hecho con el sentido de la patria bolivariana y chavista. Nuestro mensaje debe ser de optimismo, de esperanza y de la victoria.

Nuestra campaña electoral tiene que ser  pedagógica, creativa, motivante, a pesar y en contra  del COVID-19.

Y las planchas normadas por la unidad de las  populares y bolivarianas y la selección de  liderazgos legítimos.

En cuanto a los temas económicos, financiero, salarial, el Bolívar, el dólar y el COVID-19 es necesario que sean explicados  muy bien, afinar nuestro discurso, fortalecer nuestra argumentación y usar palabras que faciliten la   comprensión por el pueblo.

Hay que atacar duro y coherentemente  a la dirección de la oposición por su trayectoria golpista, terrorista, corrupta  y apátrida  Y demostrar que no son una alternativa para la nación, que simplemente representan la anarquía política,  el caos social y el robo de los bienes de la nación

En estos meses de batalla político dos  objetivos primordiales:

Fortalecer el liderazgo del presidente Maduro, cómo Jefe de la Revolución Bolivariana.

Y lograr el control mayoritario, absoluto, de la Asamblea Nacional, para  garantizar la estabilidad política de la patria y marchar, definitivamente,  hacia una Asamblea Popular y el Estado Comunal.

Desde ya los enemigos de la patria dicen que no reconocerán el resultado electoral del 6D. El Imperio,  aunque sigue siendo poderoso y peligroso,  está en decadencia histórica; el mundo marcha, en medio de una agudización rigurosa de la crisis estructural del capitalismo que no tiene salida en el marco del neoliberalismo, hacia el multilateralismo y un orden mundial sin centro hegemónico.

Entonces, en esta batalla política electoral debemos dejar claro con El Libertador que la soberanía  del pueblo es la única autoridad legítima de la nación, y para  asegurar  ese reconocimiento es clave obtener la victoria.

Deja tus comentarios