El espíritu de la Ley Antibloqueo

La Ley Antibloqueo (LAB) es paz para los soldados, pan para los trabajadores y obreros,  y tierra para los campesinos. Es una Declaración Soberana y Universal de nuestra Independencia  Económica.  Estamos en presencia de un  arma jurídica cuya naturaleza requiere de  medidas excepcionales para combatir al brazo estrangulador de nuestra economía  que asfixia directamente el status del derecho esencial a la vida y el bienestar de todos. Dada la magnitud de los ataques reales y frontales contra nuestra soberanía y la sobrevivencia misma del Estado Nación venezolano ha sido un imperativo categórico que tanto  el contenido y redacción  de la misma estén a la altura de estas severas circunstancias.

Van más de 45.000 muertos en nuestro país por causa de las medidas coercitivas y punitivas que nos imponen desde Washington y Europa. El espíritu, propósito y razón de la ANC al aprobar la LAB es   impedir la desintegración territorial y humana de Venezuela, objetivo fundamental del decadente imperio norteamericano y los cachorros locales lame suelas del inquilino de la Casa Blanca.

Mientras una pandilla de oligarcas y arrastrados venezolanos, en contubernio con la narcocracia bogotana, pugnan por entregar a Venezuela entre los mejores postores en Washington, Nicolás Maduro y Diosdado Cabello quiebran lanzas desde la ANC para romper el cerco de hambre y desmantelar las alevosas agresiones y  planes de  expoliación continuada y agravada de nuestros bienes tangibles, materiales e inmateriales.

Una ley de rango constitucional promulgada por la Asamblea Nacional Constituyente, legítimamente  electa el 30 de julio de 2017,  tiene en consecuencia rango supraconstitucional y por lo tanto para su efectiva aplicación pueden discutirse y elevar a la conciencia nacional la aprobación de  otros instrumentos que desarrollen el corpus legal correspondiente para cada uno de las premisas que mediante ella se quieren proteger y defender. En el contexto de una guerra declarada contra Venezuela la LAB disminuirá los efectos destructivos  de las sanciones y relanzará  un  modelo económico autosustentable.

Decía el Libertador Simón Bolívar:

Al enemigo hay que derrotarlo con sus propias armas”

Es decir la fuerza bruta y descontrolada del enemigo que nos ataca es el impulso mismo que lo lleva hacia el abismo de su propia su destrucción. ¿Se puede realmente romper el bloqueo? ¿Es posible anular el efecto genocida de las sanciones sobre la salud y bienestar del pueblo venezolano? Si es posible partiendo desde el centro de nuestras potencias vitales: aumentar nuestra producción, involucrar a 32 millones de voluntades en el rescate de nuestra economía, proteger los DDHH y reventar el núcleo de las acciones bélicas contra Venezuela. En el debido proceso de formación de las leyes, la ANC evaluó tanto el presupuesto ideológico que la motiva, los mecanismos de confidencialidad, los presupuestos de impacto social y costo de ejecución.  Por lo tanto, el saldo producto  de esta ley debe ser beneficioso para los 32 millones de habitantes, sin distinciones de posición política o rango social.

Las medidas coercitivas y punitivas ejercidas por el  concierto de potencias extranjeras y del Narco Estado colombiano, coligados y agavillados para estrangular nuestra economía, son delitos de lesa humanidad, son crímenes de guerra no convencional contra un pueblo amante de la paz. En  principio todas las leyes  son de obligatorio cumplimiento, exhorta a la colaboración y voluntad de todos los afectados para superar  las gravísimas sanciones, es una ley rigurosa para vencer los rigores del bloqueo, rex lex dura lex.

En materia de Seguridad y Defensa Nacional persisten las amenazas reales en base a los atentados frustrados de invasión territorial y los que están anunciados a futuro como opciones sobre la mesa. Esta novísima ley propone la creación de un Observatorio Internacional de Inteligencia Social y Solidaridad con Venezuela que conduzca las campañas de participación y difusión fronteras afueras de lo que realmente ocurre en nuestra patria. Todo informe, reporte, estudio, ensayo científico y social debe darle la vuelta al mundo en breve tiempo.

En cuanto al Observatorio que se crea este es un Centro de Actividades Antibloqueo cuenta  desde ya con un equipo humano altamente comprometido, intelectuales revolucionarios, creadores de contenidos, investigadores y afines que produzcan un banco de soluciones viables y factibles para derrotar las medidas disuasivas de guerra que Estados Unidos ha lanzado contra Venezuela. Aquí se producirá, mediante todos los mecanismos de la inteligencia social articuladas un banco proyectos, banco de datos y herramientas útiles  para derrotar el bloqueo.

Desde la Guerra del Opio contra China  (1839-1842) la imposición del consumo de drogas ha sido una estrategia consumada de dominación. Hoy la economía mundial esta afectada por la invasión de inmensos volúmenes de  masa monetaria provenientes del narcotráfico que producen un shock en la banca financiera internacional y son incorporadas a los balances físicos financieros como “discrepancias contables”. En algunos países ya es considerado como un factor de incidencia en el  cálculo del PIB. El Departamento Antinarcóticos de los Estados Unidos usa el blanqueo de capitales y la proliferación  de drogas pesadas dentro y fuera de su país como parte de su estrategia de dominación y anulación  de la voluntad de los pueblos.

Una tercera parte de la población mundial esta en riesgo permanente de convertirse en potenciales consumidores de drogas, las mafias operan de la mano con la DEA, los carteles se enriquecen, la economía colombiana flota sobre un mar de estiércol,  el vil negocio se expande socavando la salud mental de  generaciones emergentes. El reto que enfrentamos contra un país vecino que es el mayor productor de drogas del mundo nos obliga mediante la LAB facultar al Presidente del Estado Venezolano para que impida que este flagelo se expanda aún más y destruya nuestra integridad social y fronteriza causando daños irreparables al tesoro de recursos humanos y naturales que poseemos.

En cuanto al carácter confidencial de actos de interés nacional resulta lógico y coherente que se tracen estrategias y se ejecuten tácticas cuya información tienen que ser en principio del dominio exclusivo del Ejecutivo Nacional. La guerra es el arte de la simulación y el engaño y no podemos ser tontos útiles de la oposición reaccionaria en cuanto al divulgación a los cuatro vientos de todos los pasos que el Presidente tomará para vencer las barreras impuestas des la Casa Blanca y el terrorismo financiero de Wall Street.

¡Unidos nosotros venceremos!

 

Fuente

Deja tus comentarios