Elecciones intermedias en EE.UU.: Tendencias y Disputas

Escrito por CELAG

Por Silvina Romano y Aníbal García Fernández

El 8 de noviembre se llevarán a cabo las elecciones intermedias en Estados Unidos (EE. UU.) para renovar parte de los escaños en el Senado, la totalidad de la Cámara de Representantes y varias gobernaciones. Suelen ser una suerte de referéndum del Gobierno de turno. En esta ocasión las elecciones se ven marcadas por un deterioro del nivel de vida fruto del aumento de precios (la mayor inflación en 40 años), la recuperación económica tras la pandemia y un clima de polarización política y derechización del partido Republicano, en sintonía con las propuestas de Donald Trump, que se ha involucrado de lleno en esta campaña.

1) ¿Qué se disputa?

Senado y Congreso

Se disputan: 35 de los 100 escaños en el Senado y el total de vacantes (435) en la Cámara de Representantes.

Para el Senado, cada estado elige 1 representante, independientemente de su población. En cambio, para la Cámara, el número de representantes por estado se define de acuerdo a la cantidad de población.

En la actualidad el Senado está dividido, 50 Republicanos y 50 Demócratas, con el voto de la vicepresidenta Kamala Harris se deshace el empate. Las principales encuestas apuntan a un triunfo Demócrata ajustado.

Para el Senado, la tendencia del voto indica que quedarán 15 escaños seguros a favor de Republicanos y 9 a favor de los Demócratas. Hay al menos 8 estados donde la contienda es muy pareja: Arizona, Georgia, Nuevo Hampshire, Carolina del Norte, Nevada, Pensilvania, Wisconsin, Florida y Colorado. Allí se disputan los siete escaños que pueden definir mayoría en el Senado (ver Anexo 1).

La Cámara de Representantes, actualmente compuesta por 220 congresistas Demócratas y 212 Republicanos. Las encuestas señalan que, a partir de estas elecciones, 187 escaños son seguros para Republicanos y 163 para Demócratas. Auguran una mayoría Republicana en la Cámara. Hay 8 estados donde las tendencias del voto por distrito muestran resultados muy similares tanto para Republicanos como para Demócratas (ver Anexo 2)

Gobernaciones

En la actualidad, de 50 gobernadores a nivel nacional, 27 son Republicanos y 23 Demócratas.

Hay 36 gobernaturas en disputa. Las principales proyecciones apuntan que el partido Demócrata ganará en 15 estados, los Republicanos en 16, siendo 5 los estados indefinidos. Se espera que los Republicanos se queden con 24 estados, y los Demócratas con 21 (ver Anexo 3).

2) Evaluación del Gobierno de Biden:

A lo largo de 2022 su aprobación se mantiene sobre 44, mientras que su desaprobación aumentó, pues pasó de 52 a 54 (ver Anexo 4). En gran medida, la mejora en su imagen, tras bajar a 40 entre julio y agosto, ha sido por la disminución de los precios promedio de la gasolina y por la recuperación en el empleo, con datos de septiembre.

El repunte de Biden llegó en el “momento justo”, en septiembre, para generar un entorno de mayor confianza para los Demócratas, luego de una performance poco exitosa durante los primeros meses del año, en comparación con el avance de los Republicanos.

3) Polarización política y derechización del partido Republicano

Trump ha entrado a jugar en las elecciones: ha respaldado a más de 200 candidatos Republicanos que se postulan para el Senado y la Cámara de Representantes y los principales cargos ejecutivos estatales en todo el país.

En 2022, más de 100 candidatos de extrema derecha se vienen postulando a cargos políticos en el marco del partido Republicano.

Al menos una docena de candidatos tenían conexiones explícitas con “supremacistas blancos, extremistas antigubernamentales y miembros de los Proud Boys de extrema derecha”.

Para agosto, de 119 candidatos considerados extremistas de derecha que participaron en las primarias, alrededor del 25 % ganaron su carrera, con la posibilidad de ganar en elecciones generales de noviembre y obtener acceso a/o retener el poder político.

De los 30 vencedores, 10 ganaron por un margen del 10 % o más.

Temas en disputa

La situación económica es el motor del voto conservador, preocupado por el aumento de los precios.

La cuestión del aborto ha movilizado el voto Demócrata, a partir de la decisión de la Corte Suprema de junio de 2022, de revocar derecho al aborto.

Otro móvil del voto Demócrata es el impulso de una ley para modificar el sistema de voto a nivel estatal, que eliminaría controles a nivel federal, propuesta que es respaldada especialmente por sectores vinculados a Trump con la consigna Make America Great Again (MAGA).

En este contexto, los Demócratas argumentan que en estas elecciones lo que está en juego es la democracia estadounidense.

FUENTE CELAG

14 octubre, 2022

Deja tus comentarios