La OEA cumple su papel como ministerio de las colonias

No se equivocó Fidel Castro y pasó a la historia no solamente como un gran conductor revolucionario, sino, como un hombre de una gran visión política. Ya observando el panorama que se presentaba para la época y la actitud asumida por la mayoría de los integrantes de la Organización de Estados Americano, afirmó algo que ha resultado profético, calificó a la OEA, como : el Ministerio de las Colonias.

Para ese momento la OEA, ya evidenciaba el papel que desempeñaría también a futuro, violación flagrante de leyes Internacionales, sumisión a las directrices norteamericanas y tutela de los gobiernos de la región  alejados de toda orientación de izquierda y progresistas.

Varios episodios de la vida política internacional, revelan con claridad meridiana su papel como Ministerio de las Colonias Yanquis. Esgrime como Espada de Damocles la Carta Democrática al ritmo de su conveniencia, mejor dicho, al ritmo de los intereses norteamericanos. Su papel está clarísimo impedir los procesos revolucionarios en América.

Sería largo de enumerar esta conducta, pero podríamos analizarla con situaciones recientes de nuestra vida política regional.

Veamos, el caso reciente de las elecciones en la República de Bolivia. Este hermano país ha alcanzado un desarrollo como nunca en su historia, bajo la conducción del dirigente indígena Evo Morales, un hombre que no solo ha demostrado una gran capacidad de conducción, honesto y  muy moderado en su vocabulario, al punto que muy pocas veces le escuchamos frases estigmatizados, incluso contra los que han apelado a la violencia, para derrocarlo, desde el primer día, de su designación como Presidente Constitucional de la República de Bolivia.

Ya la OEA, bajo la conducción de Almagro,  se ha saltado todas las formalidades  y  en ningún momento oculta, aunque sea por vergüenza, su cualidad de rastrero y sumiso a los dictámenes del gobierno norteamericano, reafirmando lo expresado por Fidel, su papel de obstaculizar y preparar el terreno para asaltar los gobiernos revolucionarios y progresistas.

La OEA se mantuvo muda, ciega y sorda, por ejemplo, frente a los graves acontecimientos que se produjeron, en Perú, Ecuador y lo que está sucediendo actualmente en Chile. NO DIJO PIO,   a pesar de que los manifestantes en los diferentes países que hemos mencionados, han solicitado a viva voz y en sus pancartas, la opinión de la comunidad regional e internacional.

Por supuesto, Almagro recibiendo instrucciones del norte calla, frente a estos graves hechos, pero ya frente a Bolivia, donde Evo Morales ha ganado clara y ampliamente en la primera vuelta electoral y ha calificado que en ese proceso, no hay transparencia, a pesar de que el movimiento de Evo tiene mayoría en el Congreso y ganaron seis de los nueve Departamentos. Pero eso  a ellos no les importa.  Es decir, ya se pone de lado, de los sectores ultraderechistas y racistas que adversan a Evo, cuestionan las elecciones, desvalorizan  el voto indígena y estos prestos a iniciar un golpe de estado, que ya en varias oportunidades no les ha funcionado.

La OEA, ya tomó entonces, partido, y  observamos   como los corifeos  que manejan a su antojo los medios a nivel internacional también toman partido. BBC mundo por ejemplo, en clara violación a las propias normas deontológicas que publican y que supuestamente orientan el comportamiento de esa cadena noticiosa, cuando hace referencia a los resultados electorales de Bolivia, habla de “Los cuestionados resultados electorales”. Es decir que ya preparan sus baterías, para enlodar, para estigmatizar el proceso revolucionario boliviano y crear las condiciones para un golpe de Estado.

Esto debe alertarnos nuevamente sobre el triste papel de la OEA y la marioneta que la conduce, así como el veredero rostro de la mediática internacional derechista, presta siempre a poner todo su esfuerzo para frenar los procesos revolucionarios de nuestra región y apuntalar las agrupaciones de derecha que como zopilotes quieren pescar en rio revuelto. DE ALLÍ QUE NUESTROS GOBERNANTES DEBEN PRESTARLE URGENTE ATENCIÓN  A LA NECESIDAD DE CONSOLIDAR TODA UNA CONTRA INFORMACION, QUE NEUTRALICE O ANULE LA ACCIÓN PERNICIOSA DE ESTOS MEDIOS AL SERVICIO DEL IMPERIO Y LA DERECHA MUNDIAL.

Deja tus comentarios