Para el Balance de 2022 y el 2023 Victorioso

Escrito por Irán Aguilera

Ya, finalizando 2022, cuando toca trazar la raya de la respectiva contabilidad, nos permite corroborar con más precisión el notable crecimiento económico que se percibe a simple vista en las calles de Venezuela, un crecimiento acumulado en cuatro trimestres consecutivos, luego de seis años de recesión, y, por supuesto, valorar en su justa dimensión el enorme esfuerzo que hace el pueblo venezolano -artífice de tan importante logro como país soberano- con la acertada conducción del presidente Nicolás Maduro.

Cualquier balance honesto al respecto debe partir, necesariamente, de que la economía venezolana ha sido el blanco principal, por varios años, de un ataque intenso y sostenido por parte del imperialismo estadounidense, que con esa brutal guerra ha tratado de devastar nuestra economía para hacer sufrir al pueblo, siendo este el medio más cruel que ha utilizado para intentar derrocar a la Revolución Bolivariana.

Venezuela llaga a diciembre de 2022 fortalecida, firme como país soberano, siendo, sin duda, el logro mayor. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que, como se puede recordar, había proyectado un crecimiento de nuestra economía de 12% para este año, en su “Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe” no solo nos presenta como el país puntero en crecimiento de este año, con esa misma cifra, sino que también punteamos la proyección para el año 2023 con un crecimiento de 5%.

Según la CEPAL, las cinco economías que más crecieron en la región latinoamericana fueron: Venezuela (12%), Panamá (8,4%), Colombia (8%), Uruguay (5,4%), y República Dominicana (5,1%); esto en un contexto donde reporta que en 2022 se profundiza la desaceleración económica, al prever un crecimiento definitivo de 3,7%, o sea, un bajón a casi la mitad del 6,7% del año pasado.

E igualmente la CEPAL estima que los cinco países que más crecerán en 2023 serán: Venezuela (5%), República Dominicana (4,6%), Panamá (4,2%), Paraguay (4%) e Islas del Caribe (3,3%), respectivamente, en un contexto que se proyecta mucho más sombrío, pues para 2023 se espera un crecimiento para la región de solo 1,3%.

Con el fuerte movimiento que hemos visto en los últimos meses, donde resaltan los acuerdos energéticos, aunado al liderazgo que con mucha fuerza reasume Venezuela en ese campo, así como la normalización plena de las relaciones con Colombia, etc., permite augurar que 2023 será mucho mejor como lo ha asegurado el presidente Nicolás Maduro

FUENTE RED ANGOSTURA

26-12-22.

Deja tus comentarios