Pandemia Económica: Parte II: El Azote y La Pandemia.

Escrito por Arles Gómez

El Azote:

El coronavirus ha cobrado hasta el momento 198.405 vidas [1]; un saldo trágico y lamentable, pero que seguirá aumentando y puede llegar a ser una verdadera desgracia mundial. Países como España, Italia, Reino Unido, Irán, Francia, Brasil, Ecuador, entre otros tantos; sufren una verdadera tragedia humana, una crisis humanitaria y, más que humanitaria, una crisis de humanidad.

Aun así, las cifras probablemente terminen siendo peores de lo que actualmente son, en buena medida porque los gobiernos de la civilizada Europa actuaron de forma irresponsable al inicio de la pandemia, permitieron que la población se expusiera y, por su negligencia, causaron el esparcimiento descontrolado del virus, lo cual ha ocasionado las cuantiosas pérdidas de vidas humanas que ya todos conocemos. Sin embargo, en la escala de irresponsabilidad, los europeos han sido superados de forma demoledora por gobiernos americanos; tal es el caso de Brasil donde un presidente irresponsable, bufonesco, ignorante y negligente ha menospreciado la peligrosidad del virus y lo ha comparado con una simple gripecita [2], su criminal comportamiento ha llegado al colmo cuando él mismo en persona ha encabezado manifestaciones públicas en contra de la cuarentena (que han impuesto los gobernadores regionales de Brasil), tosiendo en público mientras le pedía a las fuerzas armadas de Brasil: una intervención del Tribunal Supremo y el Congreso brasileño [3]. Otro que encabeza los récores de la negligencia y la infamia es Lenin Moreno, el sátrapa que preside Ecuador, mientras su desgobierno reporta una cifra de muertos por coronavirus de 576 personas [1], y la realidad es que la cifra real de fallecidos por coronavirus en Ecuador es más de 19 veces ese número tan irreal que reportan; sólo en la provincia de Guayas los muertos contabilizados al 17/04/2020 son 10.939 [4], y según reporta la BBC (que no es chavista ni izquierdista), la provincia de Guayas tiene unos 1.000 muertos quincenales en tiempos “normales”, y en los primeros 15 días de Abril, se registraron 6.700 muertos [5]. Descontando los 1.000 muertos que se registran de forma “cotidiana”, tenemos al menos 5.700 muertos más, cuya única explicación es el coronavirus; es evidente que el gobierno de Ecuador es realmente un mitómano. Aún hay más, todavía no nos desparpajemos, en declaraciones propias de una tragicomedia, que podría producir hilaridad de no ser por las muertes que causaran, el ministro de salud de Chile defendió la ausencia de medidas de cuarentena aduciendo que el virus puede mutar y hacerse buena persona [6], el cinismo del señor ministro de salud chileno aún no toca fondo, recientemente dijo también que entre los recuperados se cuentan a los muertos porque ya no pueden contagiar a nadie [7][8] (¡sí! dijo que los muertos se consideran recuperados), una declaración muy trágica, que en boca de un comediante nos causaría mucha gracia, pero en boca de un ministro de salud lo único que produce es indignación. Muy probablemente el mal gobierno de Chile deje perecer a decenas de miles, principalmente a los pobres, los inmigrantes venezolanos, los indigentes y todo aquel que no pueda pagar el tratamiento, en un país donde la salud es completamente privada y sumamente costosa (y, reportarán cifras falsas de supuestos logros que no tienen). Cosas similares pasan en Perú y Colombia, trágicas realidades que percibimos superficialmente en virtud de los repatriados que a nuestras fronteras llegan, los cuales ya son cerca de 40.000 connacionales venezolanos [9][10][11][12], ciudadanos que abandonaron su patria en busca de un sueño quimérico, que les fue vendido por una nefasta oposición fascista, que sólo busca dejar la patria sumida en el caos y la oscuridad. Pero, como los aprendices aún no superan a su maestro, la tragedia más grande que el mundo verá en el futuro cercano, será la de pueblo estadounidense.

 

La Pandemia:

EE.UU. actualmente ostenta indiscutiblemente muchos récores negativos, es el país que más consume droga en el mundo (por ende, el que más la trafica también), es el país con mayor número de matanzas en escuelas, es el país que más países ha invadido, incluso es el país que más guerras ha iniciado por año en lo que va de historia de la humanidad, es el país que más gasta en ejército y menos en salud y educación públicas. La lista es casi interminable, desafortunadamente para el pueblo de EE.UU. su gobierno nunca ha sido guiado por el respeto a la vida, a la libertad y con enfoque en su propia colectividad nacional. Actualmente es EE.UU. el país con la mayor cantidad de contagiados y, no hay forma de que exista un país con mayores cifras que el país norteamericano [1]: 919.066 casos reportados (32,15% de los casos reportados en todo el mundo), 52.100 muertes reportadas (26,07% de las muertes reportadas en todo el mundo). El índice de letalidad en suelo estadounidense se ubica en 5,67% (porcentaje de los que han fallecido respecto a los que se han contagiado) pero, un examen rápido de las estadísticas socioeconómicas que ese país exhibía antes de la pandemia, hacen suponer que las cifras que reportan no son reales.

Para nadie es un secreto que en EE.UU. no existe un sistema de salud público, el concepto de salud estadounidense es el de corporaciones aseguradoras, corporaciones hospitalarias y corporaciones farmacéuticas; es decir, si no tienes plata: “vete a morir a tu casa, o de la puerta del hospital hacia afuera, donde no estorbes si eres tan amable por favor”. Por lo cual en tiempos de una pandemia producto de una enfermedad que puede conducir a la muerte, todo el que esté bajo la línea de pobreza, simplemente es un zombi andante esperando a caer tirado en algún lado. El costo del tratamiento por COVID-19 puede llegar a costar unos 40.000USD [13], o al menos 10.000USD [13][14] si no estás muy grave. Para entender esas cifras hay que verlas en contexto: 10.000USD es el precio de una casa muy modesta para no más de 4 personas, es el costo de construcción de un apartamento de la Gran Misión Vivienda Venezuela y, 40.000USD es el costo de un carro relativamente lujoso (una camioneta Explorer del año), también es el costo de construcción de 4 aptos. o el costo de una casa bastante cómoda en algún sector de la clase media-alta en países como el nuestro o como EE.UU. Puede alguien pensar inocentemente que en EE.UU. se gana en dólares y se gana bien; y comparado con los salarios latinoamericanos y venezolanos, no está tan equivocados pero, en el contexto estadounidense esas cifras son también realmente elevadas, la línea de pobreza para familias de 4 miembros en EE.UU. está ubicada en los 24.300USD al año [15][16], lo que representa un ingreso de 2.025USD mensuales. Con ese nivel de ingresos no es posible pagar un seguro médico y por ello, si uno se enferma debe pagar la factura del hospital de su propio bolsillo. Esto significa que pagar una factura por coronavirus implica 5 meses de trabajar sin gastar en absolutamente más nada (si se tiene la suerte de ser un paciente con un cuadro no tan grave), si el cuadro que presenta el paciente es grave, puede implicar pagar el salario anual de dos años (trabajar dos años solamente para pagar la factura del hospital), con lo cual queda más que claro la magnitud de las cifras y lo impagables que son. El índice de pobreza en una ciudad como Nueva York (la llamada gran manzana, la de los rascacielos y el World Trade Center, la de las películas, la del hombre araña y los vengadores), es de 19% de la población [17], lo cual significa que hay alrededor de 1.615.000 pobres en dicha ciudad, cuya población es de alrededor de 8.500.000 habitantes. Es decir, 1.615.000 personas para las cuales no existe alguna forma de pagar la factura del hospital a donde tendrían que ir si contraen el coronavirus. Asumiendo que la tasa de pacientes que requieren atención médica se conservase en 14% [18] (aunque al parecer está aumentando), significa que 226.100 personas pobres en Nueva York van a requerir atención médica para no fallecer, los cuales al no poder pagar las facturas hospitalarias, seguramente no serán admitidos en los centros de salud, es decir, 226.100 posibles fallecidos por capitalismo sólo en Nueva York. Sin embargo, la cifra puede ser muy superior a esa, tomando en cuenta el hecho de que en Nueva York existen alrededor de 60.000 indigentes (eufemísticamente llamados personas en situación de calle), que son personas que no podrán tampoco costear de forma alguna el tratamiento por COVID-19, que están altamente expuestas y son extremadamente vulnerables (porque su sistema inmune está muy débil debido a su condición de pobreza), básicamente son 60.000 muertos más con toda seguridad (aunque punce en el corazón decirlo e imaginarlo); es muy probable incluso el que ya hayan fallecido y no estén reportados en las estadísticas oficiales del régimen estadounidense. Con lo cual las muertes potenciales en Nueva York son de al menos 286.100 personas; a las que habría que sumar las personas que morirán aun cuando puedan pagar el tratamiento, simplemente porque la enfermedad los llevará a un punto donde su humanidad no podrá soportar. Si además de eso consideramos el que en EE.UU. la prueba para el despistaje del coronavirus no es gratuita, significa que los casos reales que aún no han sido reportados pueden ser realmente mucho mayores, puede que en la actualidad el 60% o más, de la población de Nueva York esté contagiada. Es posible incluso que más del 60% de la población estadounidense esté contagiada ya (aunque no esté oficialmente reportado); teniendo en cuenta que en EE.UU. viven alrededor de 40.000.000 de pobres [19][20][21], de los cuales 18.500.000 viven en pobreza extrema y 5.300.000 en pobreza absoluta, las estimación de muertos potenciales por coronavirus superan con creces los 300.000 muertos que el payaso de Donald Trump espera reportar como un muy buen trabajo [22].

Tomando en cuenta que sólo un 14% de los contagiados requiera atención médica para salvar sus vidas, de 40.000.000 eso nos deja con al menos 5.600.000 pobres que necesitarán asistencia médica para no morir y, que no podrán pagarla (fallecerán por capitalismo). Además de los pobres, también son cerca de 44.000.000 las personas que tienen un seguro médico que no les alcanza a cubrir el tratamiento [23], de los cuales serán al menos 6.160.000 las muertes potenciales también por capitalismo.

Tomando en cuenta de que existen alrededor de 120.000.000 de personas en la clase media [24], y suponiendo que solo el 14% de los contagiados requieran atención médica para sobrevivir son 16.800.000 personas, de las cuales la mayoría tiene salarios anuales de alrededor de 40.000USD y a duras penas podría pagar el tratamiento; suponiendo que el margen de letalidad del virus permanezca en 5,67%; son unas 952.560 personas adicionales en peligro potencial de muerte también por capitalismo, cifra que puede ser mucho mayor; ya que si se tiene un ingreso de 40.000USD al año y la factura por el tratamiento es de 40.000USD, se tendría que trabajar un año entero sin gastar en absolutamente nada más. Existen en EE.UU. alrededor de 105.000.000 de personas que sí pueden con toda seguridad costear el tratamiento por COVID-19 (estimación que hemos hecho); suponiendo que el índice de letalidad de 5,67% se sostiene, son en total 5.953.500 personas las que podría fallecer en los estratos sociales más altos de EE.UU.

Si hacemos un recuento rápido de las muertes potenciales tenemos un total de: 18.666.060 personas; lo que representa un 5,59% de la población total de EE.UU. En donde hemos asumido que se contagia el 100% de la población; si tomamos en cuenta que se contagia el 60% solamente: 11.199.636 muertes potenciales (al menos). Es evidente que las cifras son alarmantes, trágicas y muy entristecedoras, además de eso, se hace evidente que la estimación del bufón subarrendado de la Casa Blanca, es completamente irreal; también se nota a simple vista que EE.UU. no va a publicar las verdaderas estadísticas sobre la pandemia: bien sea porque no quiere o porque no las tiene.

 

¿Coronavirus o Capitalismo?

2 comentarios

  • Excelente artículo Camarada Arlés!!!
    Es un esfuerzo titanico que has hecho en compilación de datos, para desnudar la Podredumbre del Capitalismo, donde se le ha dado prioridad a los valores de cambio, en lugar de los morales, como lo es la salud y la vida.
    Aún cuando muchos países Neoliberales quieren ocultar sus verdaderas estadísticas, artículos como el tuyo sirven de guía para reflejar la realidad entre 2 sistemas.
    Abrazo revolucionario y pa’lante

    • Gracias por su comentario y su apreciación Camarada! Seguimos trabajando para que la Revolución sea siempre el sendero luminoso que libere a la humanidad del yugo opresor del imperio capitalista gringo.

Deja tus comentarios