Jorge Rodríguez, en el escalón más alto

Con inmensa emoción es que me paro aquí ante ustedes a decir estas palabras. Con una mezcla de dolor y tristeza, aunque con enorme satisfacción cuando pondero las características y virtudes de Jorge.

Pudiera optar por contar anécdotas de la militancia, de la vida, las nuestras y las de otros camaradas, pero, creo un deber moral puntualizar algunas cosas al respecto a su grandeza.

En primer lugar, debo destacar:

Sus cualidades de militante, de cuadro, de líder revolucionario.

Si uno echa atrás la mirada y recuerda al hombre asesinado cuando apenas tenía 34 años…

…… Si detalla la profundidad de sus argumentos, difícilmente rebatibles…. en torno al Partido del Proletariado, al papel de la clase obrera como vanguardia de la revolución, acerca del rol de campesinos, pobladores y estudiantes en la construcción de una sociedad más justa

…….Si revisa la claridad de su visión antiimperialista y socialista

…….Su práctica concreta de internacionalismo proletario en el apoyo a la resistencia chilena, a los combatientes centroamericanos, argentinos, uruguayos, palestinos, africanos; que fue un compromiso que expresó con su grito: “No hay fronteras en esta lucha a muerte”.

Si uno evoca su firmeza y convicción en las discusiones con el adversario: reformistas o foquistas y con el enemigo sobre los temas petroleros, educativos, de la salud etc.

…… Sus dotes de orador, en la plaza pública, en los portones de las fábricas, los grandes auditorios de universidades, en ateneos y centros culturales, en tarimas improvisadas.

….. Su destreza para la redacción e impulso de medios para la difusión y el debate de las ideas transformadoras

Si uno recuerda la pasión de su arenga, su habilidad para las actividades de agitación….

……..Su capacidad para organizar y crear instancias para la lucha entre obreros, campesinos, estudiantes y en los barrios.

……Su capacidad para construir y dirigir la organización en las peores condiciones de persecución y precariedad material

…… Su capacidad para estar en todas partes, estructurando diferentes niveles del partido: en las ciudades grandes, en los caseríos, en los sindicatos, con las ligas campesinas, con el movimiento vecinal, con los centros de estudiantes

Si uno evoca su capacidad para olfatear los problemas de los organismos del partido, sus conflictos, sus debilidades, las desviaciones en el trabajo entre los obreros, en los barrios, entre los estudiantes

Si además recuerda su inteligencia “al vuelo”, la fina intuición para evaluar las situaciones y decidir acertadamente qué hacer en cada caso,

Uno tiene que sacar como conclusión, que Jorge estaba extraordinariamente dotado para la acción política revolucionaria.

Recordando esas habilidades y destrezas, para hacerle justicia debemos destacar que, en el caso de un ser humano con las condiciones excepcionales de Jorge, en la mayoría de los ámbitos de la actividad humana se menciona la palabra genialidad.

En segundo lugar:

A esas características extraordinarias tengo que agregar:

Sus virtudes como ser humano

Es que si uno recuerda al camarada fraternal, su trato considerado y cariñoso con los militantes a quienes asumió como familia.

……….. Su solidaridad con la gente del pueblo que encontraba en su camino y no teniendo más le daba la palabra de aliento y una orientación para la vida

……. Su desprendimiento,  que lo llevaba a captar las necesidades materiales de los compañeros y su disposición a conseguir en cualquier parte el modo de remediarlas

Si uno evoca su humor, la salida jocosa, la manera de echar los cuentos con las vicisitudes de los compañeros para alegrar el sacrificio militante

…. Su sensibilidad, el cariño a flor de piel, que plasmó  en sus poemas

…. Su carisma, como energía que brotaba del alma pur

Si uno sabe de su compromiso con la familia, su esposa e hijos, la unión y la orientación a la distancia y en las peores circunstancias

Si uno recuerda su entrega a la causa revolucionaria, el compromiso de servir en cualquier lugar y responsabilidad en la cual se le requiriera, llegando al sacrificio extremo

Si además recuerda su valentía en la denuncia de lo que llamó el Gang de la muerte”, que se la juró por siempre

……….y sabe uno de su integridad ante los torturadores que se ensañaron contra él

…….. y sabe de su comportamiento en la cárcel cuando el enemigo impulsaba mecanismos de desmoralización de los presos

Si uno evoca su perseverancia en la permanente lucha en todos los frentes, sin desmayo en las situaciones más difíciles, de derrota y desmoralización

….. Y su compromiso de no fallarle a la clase obrera que asumía como el sujeto histórico de la revolución socialista

…….. Su humildad

……    Y su decencia y dignidad, predicada con el ejemplo.

Sabe uno que eran esas sus virtudes… lo que brotaba de su alma grande… resumiendo las mejores tradiciones de la lucha indígena, de los negros y de los libertadores.

Uno que lo conoció en muchas de esas facetas, tiene que convenir que si en alguien deja de ser lugar común o retórica la sentencia de Martí, es en Jorge:

Cuando hay muchos hombres sin decoro hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana.

 

 

 

Efectivamente en Jorge iban miles de hombres, el pueblo entero, la dignidad humana

Porque sus características y virtudes  derivaron

……. De su extracción popular

En una familia humilde de la pequeña ciudad de la producción agropecuaria en el estado Lara

En el hogar de la precariedad material y la riqueza de afectos

….. De su infancia plena entre los chamos de los juegos tradicionales

Venían sus virtudes del compartir en la modesta escuela de pueblo, reforzando valores con maestros comprometidos, como un niño con los ojos bien abiertos

….. De la conciencia de que había que hacerse de un oficio para ser útil a la humanidad, uno que le permitiera seguir aprendiendo

Venían sus virtudes de la convivencia con adolecentes humildes como alumno interno de la escuela normal de Rubio en el estado Táchira, donde se graduó de maestro

……… Del contacto con la modestia y sapiencia de la familia campesina mientras cumplió su labor de maestro rural

Venían de la forja como disciplinado líder estudiantil contra gobiernos antipopulares

…… De su trabajo comprometido entre campesinos y obreros en distintas regiones del país donde fue asignado por el partido

….. De su roce con militantes provenientes de barrios y caseríos que se ganaron para el socialismo.

….  De su contacto con el pueblo entero, con miles de hombres.

Derivaron sus virtudes del combate permanente en la calle en condiciones desiguales, en situaciones duras, de persecución, de hambre, de terror, de aislamiento

De esa dinámica social, en esa trayectoria,  Jorge aprendió que, más que la adscripción a un partido que se auto proclamara radical o el discurso incendiario, era esa lucha sin tregua la que daba la oportunidad de convertirse en revolucionario, el escalón más alto de la especie humana, como dijo el Ché.

Hoy, a 44 años de su asesinato, sabemos que el genial Jorge siempre estuvo en ese escalón más alto.

Parafraseando a Bertold Brech, tenemos que decir que Jorge, que se graduó de hombre y de revolucionario, era un dirigente imprescindible para la construcción del socialismo.

ESTÁ PROHIBIDO OLVIDAR

LOS CRUELES ASESINATOS, LAS TORTURAS,

Y ESTÁ PROHIBIDO OLVIDAR A NUESTROS HÈROES.

HONOR Y GLORIA A JORGE ANTONIO RODRÍGUEZ

1 comentario

Deja tus comentarios