“Colombeia Research Center”. Estanque que huele mal

Escrito por Jairo Hernández

Estan circulando por las redes sociales una organización que agrupa unos chicos de los IESA boys, de la George Washington University y la Fundación Jóvenes Venezolanos en el Exterior (JOVENEX); conforman lo que dicen llamar “tanques del pensamiento” de juventud exiliada en Miami y en el estado de la Florida.

Manifiestan haber fundado sedes en Portugal hace dos años, pero se han expandido a Alemania, Italia, España, Francia, Estados Unidos, Colombia, Argentina, Perú y según sus objetivos es la reconstrucción de Venezuela. Es interesante conocer quién y cómo se ha financiado esta incipiente organización ultraderechista. Las fuentes documentales consultadas y existentes en redes hasta ahora son: https://www.elnacional.com/mundo/jovenes-venezolanos-en-el-exterior-realizara-primer-encuentro-en-miami/ y https://www.facebook.com/jovenexterior/. Como dato curioso para el despliegue internacional anunciado con bombos y platillos no tienen siquiera página web.

Su presidente es José Alberto Alves y se definen como un centro de investigación y de pensamiento inspiradas en las ideas de Francisco de Miranda; en los contenidos revisados aparecen escasamente y de manera enunciativa de forma muy limitada la definición de Colombeia.

Entre sus líneas directrices se encuentra la formación de los denominados líderes positivos en detrimento de los comunes populistas (se puede notar la dicotomía presente subliminalmente contra la representación negativa) y pretenden constituirse como un centro de información para la región con base en la investigación y el análisis. Para ello, basta revisar el apoyo que han tenido desde el mes de marzo en distintos portales de la derecha, entre ellos podemos encontrar: https://es.panampost.com

Plantean como otra línea de acción: En el continente “debe terminarse” con el liderazgo populista. Mencionan los “casos” de Venezuela y Argentina. Evidencian una marcada tendencia al reconocimiento de la meritocracia positiva.

Llama la atención la mención de los sueños “frustrados” del Libertador al no lograr la unidad latinoamericana. Esto sintoniza con toda una campaña de ensañamiento, manipulación, banalización y descontextualización de lo que se distingue como pensamiento bolivariano. Es una campaña sostenida por los laboratorios de propaganda y contra propaganda que operan contra el proceso y revolución bolivariana.

En cuanto a los basamentos históricos existe una manipulación descarada de los acontecimientos, entre ellos señalan por ejemplo que Miranda dirigió los primeros esfuerzos por la independencia estadounidense. Situación evidentemente falsa. Miranda participó en la batalla de Pensacola en un marco de su pasaje por los EEUU buscando el apoyo militar y logístico para lograr la emancipación de las colonias de España. Los EEUU no apoyaron participar nunca en los procesos; conocieron de Miranda el plan Político Militar para la liberación americana. Estoy convencido que plagiaron muchas ideas del guerrero venezolano. Por ejemplo, la construcción del canal de Panamá entre otras. Eso es tema para otra investigación y discusión.

La inconsistencia de la información manejada por los autoproclamados “tanques del pensamiento”; arroja que, actualmente, según ellos hay 7.000.000 de venezolanos en el exilio y, de ese número, el 70% son jóvenes. No se evidencia soporte, ni referencia alguna de dónde sacan esas cifras, el estudio y el análisis de resultados. No hay cualidad, ni rigor científico en el “estudio”. Esto los descalifica.

En la revisión de su presentación en las redes sociales, presentan unas denodadas y desinteresadas personalidades que colaboraran con Colombeia; Según la información están invitados para inaugurar el blog son: por Colombia, el presidente Andrés Pastrana, por Argentina, Héctor Schamis, por Brasil, Filipi G. Martins y por Venezuela, Diego Arria. Con solo pensar que el referido notable (Arria) no podría ni reconocerse a sí mismo ante un espejo, invalida la seriedad de la organización. Evidentemente, sus fines son políticos y económicos aunque lo nieguen.

Podemos encontrar entre sus miembros a Emmanuel Rondón quien entre sus últimos artículos escritos para Panampost encontramos: Covid-19 ataca fuertemente a tiranías Chavista y Nicaraguense, Presidente Trump a Telemundo: “Algo pasara con Venezuela”, Fracción opositora 16J en contra de la polémica ley aprobada en asamblea venezolana, además artículos contra Argentina, Uruguay le dice adiós al estado socialista. La guinda de la torta viene a ser el papel del “influencer” Franklin Virguez en la promoción y acompañamiento del evento. Quien figura junto a Carla Angola entre los más vehementes, histéricos y disociados enemigos de todo a lo que huela a República Bolivariana de Venezuela.

Afirman de igual manera que en la sección de comentarios, el centro contará con el Dr. Manuel Melet (magistrado del TSJ Legitimo de Venezuela en el exilio), el Dr. Miguel Ángel Martin (presidente del TSJ Legitimo de Venezuela en el exilio), Patricio Morales (profesor del Tecnológico de Monterrey y colaborador de CNN Español) y diferentes líderes juveniles iberoamericanos. Este texto tomado textualmente de la promoción del evento refleja el carácter golpista de la organización. Es parte de la legitimación de actores y factores institucionales que operan internacionalmente contra los procesos populares en América Caribe Meridional.

Definen como el objetivo principal: presentar a Colombeia Research Center ante la OEA, evidencia la búsqueda de un posicionamiento político y de negocios para convertirse en una consultora del organismo

En su planteamientos centrales buscan una “renovación que necesita la región” para fortalecer las instituciones públicas, generar líderes positivos y sepultar la figura del político populista. Bajo estas categorías de renovación, lideres positivos y la sepultura se sustenta toda la real política que propulsa entre otros Donald Trump. Llama mi atención el vocablo sepultura por la amplitud de acepciones y sublimidades que pueda contener en materia política, ideológica e incluso material (asesinatos) de los que acompañan los proyectos emancipadores de nuestros pueblos.

Señalan además frases como “Hay que entender al enemigo”, a “la competencia”, estudiar por qué tuvieron éxito y aún logran calar en la sociedad. Evidencia un estudio de actores y factores del proceso, pretenden realizar un trabajo de análisis e inteligencia a nivel continental.

Su plan contempla la celebración de proyectos e iniciativas ambiciosas de gente joven, capacitada y que pueden aportar mucho en la eterna lucha latinoamericana entre otras para vencer el subdesarrollo. Representa toda una intención de captación de jóvenes a nivel continental que legitime una organización para la inteligencia al servicio del imperialismo norteamericano y sus lacayos.

Considero finalmente que tomaron el nombre de Colombeia basados en el conocimiento de la categoría; integradora en su ontología al cuerpo político del que hablaban Miranda y Bolívar; pretenden confundir conceptualmente a los incautos y camuflan sus reales objetivos de manipulación, poder y hegemonía del sueño americano. Lo más peligroso es la pretensión de quebrar y alienar el pensamiento estratégico bolivariano, desmontando la epistemología propia de la emancipación nuestramericana.

Por la defensa del pensamiento de la corriente histórica bolivariana, nos encontramos en Miranda, Rodríguez, Bolívar, Zamora y Chávez.

Colombeia es el registro de buena parte de nuestra historia emancipadora, no puede ser una bandera al servicio de la inteligencia estratégica del imperialismo y las oligarquías

Nosotros, el bravo pueblo de a pie: ¡Viviremos y Venceremos!

Deja tus comentarios