El enemigo no descansa

“Jamás conducta ha sido más infame   que la de los norteamericanos con nosotros”, Simón Bolívar, 1820

 

Enseñar la historia como una sucesión de  aventuras y acontecimientos vacíos de significado  político y social  no ha sido ni es nada casual.   Es una manera muy astuta de desdibujar el pasado y  desvincularlo del presente.   De transferir a  las  nuevas  generaciones  dosis de  saber y de no saber generadores de  un inmediatismo funcional  a los intereses de los amos del  gran capital.

Consciente de ello, el Comandante Chávez hizo lo indecible para despertar en los venezolanos y en los Pueblos de la gran nación latino-caribeña el interés por conocer  y valorar sus raíces e historia  y el   amor  por  el saber acompañante  indispensable en cualquier proceso libertario.

Montó los Aló Presidentes como mecanismo de formación ágil, expedito y novedoso, paralelo al mamotrético sistema educativo convencional. Y con el fin  acercar las comunidades al conocimiento de temas relevantes al avance del proceso  revolucionario,   promovió  la lectura a través del ejemplo,  de la edición de libros y folletos para su distribución gratuita o venta a precios solidarios   Iniciativas que lamentablemente se han visto afectadas, al igual que muchas otras, por la guerra declarada por el imperio estadounidense contra nuestro país y contra los anhelos independentistas e integracionistas de las naciones de nuestro continente.

Entre esos folletos hay uno, publicado por el MINCI en mayo de 2008: Intervenciones de Estados Unidos en América Latina y el Caribe de particular relevancia para que jóvenes y no tan jóvenes conozcan las “incursiones militares, operaciones encubiertas o indirectas”  de nuestro  enemigo principal en la región. Para que entiendan que no estamos viviendo una pugna coyuntural Trump- Maduro sino una versión actualizada de  los enfrentamientos de EEUU  con  cualquier pueblo o gobierno que intente liberarse de sus garras. Intensificado  en el caso de Venezuela  por la   urgencia de  disponer libremente de  nuestra  inmensa riqueza.

En el folleto, fácil de actualizar,  se reseñan brevemente  más  de 75    “intervenciones” estadounidenses en la región desde el  despojo de un tercio del territorio de México en el año 1846 hasta el frustrado intento de derrocar a  Chávez  en el 2004 mediante un referéndum revocatorio promovido por las clases dominantes norteñas, caldeado por los medios cartelizados y  financiado por la USAID.

Conocimiento  indispensable para que  los votantes que aman a su Patria, chavistas o no, entiendan la importancia de participar en estas elecciones para impedir que el poder legislativo vuelva a caer en manos de politiqueros falsos  dispuestos a embargar nuestra soberanía, a borrar de un plumazo nuestros derechos  y a entregar nuestro petróleo, y demás recursos minerales  a cambio unas pinches propinas de los amos del gran capital.

Deja tus comentarios