El cómo y la lucha de clases. Métodos y lucha de clases

Escrito por Felson Yajure

Hola Camaradas

Otro para el debate constructivo. Mis artículos de opinión son parte de un todo, y deben leerse en concordancia con el conjunto de anteriores artículos.

Construir una sociedad post-capitalista no es nada fácil, la historia lo ha demostrado. Razón tenía Fidel cuando afirmó: uno de nuestros principales errores fue creer que alguien sabía cómo construir el socialismo. Sin embargo, podemos establecer algunos principios que pudieran chocar con políticas que desarrollan algunos. El método científico es el del ensayo y error. Desde la Comuna de París o quizás “la lucha de clases en Francia de 1848 y 1850”, Marx y Engels comenzaron a establecer, implícitamente, principios estratégicos-tácticos de la construcción de lo que sería el nuevo poder, hoy llamado Poder Popular, Poder Comunal, transición poscapitalista, etc… Aunque es preciso señalar que no ha existido triunfo claro de una sociedad poscapitalista en ningún país que pudiera servir como modelo del cual extraer principios. Marx y Engels en el Manifiesto señalan:

“La emancipación de la clase obrera debe ser obra de los obreros mismos”, Marx y Engels (Manifiesto Comunista).

De este principio puede comenzar a señalarse, lo que puede ser acertado o desacertado en el mediano o largo plazo, siempre hay que ver más allá del ombligo, en el mediano y largo plazo., sino de ir a él, a sus sectores más avanzados para subir su nivel de conciencia y guiarlo. “Deseos no preñan”, es una expresión que jocosamente, confirma que no bastan los buenos deseos para que una política sea acertada, una medida puede parecer buena o satisfacer aspectos tácticos, en primera instancia pero puede significar un gran error en el mediano plazo, y viceversa, por ejemplo, la Comuna de Paris y sus miles de fusilados y prisioneros nos enseñó que hay victorias que a la larga son fracasos, eso de que queda la enseñanza, claro que quedaron enseñanzas, pero una vez que se fracasa es consuelo no deseado. Mejor más lento pero seguro, claro los toros desde la barrera y desde la historia se ven más claros, y las circunstancias a veces obligan, pero entonces hay que decirlo, que no se puede hablar tan abiertamente, puede ser verdad, pero el que busca encuentra (si realmente se quiere se encontrarán formas y métodos). El sacrificio de una buena pieza puede llevar al triunfo final (el juego de ajedrez puede aportar buenas analogías). “El socialismo no cae del cielo”, es otra expresión muy buena que implica que el socialismo no puede ser el regalo de un líder por muy bien intencionado o preclaro que éste sea, ni puede ser una regalo de un artista de novela sin experiencia sólo por ser una imagen conocida, eso es otra forma de manipulación y los revolucionarios no deben actuar de esa manera, claro un revolucionario puede ser artista, tampoco vale decir que las políticas son secreto de Estado y que por eso se ocultan, mejor que no ocultarlas tanto, que si el enemigo puede conocerlas, cuando casi todos los jefes de la inteligencia han resultado “infiltrados” parecería jocoso, si no fuera tan serio, en todo caso, creo mejor que las conozca el enemigo a que la desconozca el pueblo que pone su sangre y sacrificio para tratar de construir una nueva sociedad, que se tarde un poco más, mejor que los efectos sean más duraderos. Es conocido que la política formativa ha sido errada desde los tiempos de Miquilena. Quiere esto decir que hay que justificar siempre los errores. En absoluto, mejor si no se cometen y se prevén por la forma en que se van haciendo las políticas, de manera que puedan anticiparse (para eso están las vanguardias si es que realmente lo son), eso de justificar errores es método de la pequeña-burguesía. Para muestra, baste recordar, para la firma del tratado de paz “Brest-Litovsk”, aún recién inventada la radio, las negociaciones eran transmitidas en vivo, para que hubiera información real y veraz. Hay que ser consecuentes con los principios y ser diferentes cualitativamente, no sólo de palabras.

Otro principio en este caso corresponde a Mao Tse Tung quien ha señalado: Hay que acompañar a las masas en sus experiencias, como dicen “La gente tiene derecho de escoger hasta el camino equivocado”. Con lo que quiere decir, mejor equivocarse con las masas que acertar solo, así y sólo así habrá enseñanzas para las masas, o sea, valederas. No se trata de ponerse a la cola del movimiento espontaneo y seguirlo oportunísticamente, si no de lo que sea mejor para lograr elevar el nivel de conciencia y que los efectos políticos sean mucho más duraderos.

En cuanto a cuestiones tácticas. Éstas deben subordinarse a la estrategia (La palabra táctica no aparece en los textos de los clásicos si no a partir de Lenin, creo en “La enfermedad infantil del izquierdismo”).  Teniendo claro al imperialismo del gobierno de EEUU como el enemigo principal. Lo primero que hay que hacer es una caracterización del momento actual internacional, ya que siendo el capitalismo es un sistema mundial, no pueden asumirse políticas unilaterales o individuales, es necesario avanzar o dar respuestas en forma regional o internacional. Sería bueno apoyar un ALBA cada vez mayor, e iniciativas como el Foro Mundial de Alternativas (FMA, https://www.tni.org/en/network/world-forum-alternatives) el cual es una red internacional de centros de investigación promovida en vida por Samir Amín y destinada a apoyar los proyectos emergentes de convergencia internacional de los movimientos sociales y otros actores de la sociedad civil de base.

Como Estamos en transición de un mundo unipolar que se autodefinía como multipolar, se decía representado por la triada USA, Unión Europea y Japón, pero en los hechos era unipolar ya que la unión europea y japón de hecho han sido Estados vasallos del gobierno de las trasnacionales mundiales representado por el gobierno de EEUU, y más aún bajo la administración Trump. Ahora hay una encarnizada lucha por la hegemonía internacional entre EEUU y China – Rusia, con lo cual, pandemia mediante, se ha ratificado la unión Rusia-China, que ya existía con anterioridad, confirmándose el desplazamiento a Eurasia, pasando, quiéralo o no el hegemón EEUU, a otra realidad, una hegemonía mundial EEUU, Rusia, China, ya que Eurasia posee el mayor mercado mundial, y la mayor potencia militar mundial. Analizar en detalle esta afirmación escapa a la intención de estas breves líneas. Lo cierto es cómo se indicó “deseos no preñan”, quisiéramos iniciar no digo la etapa socialista, si no el propio comunismo, el mundo nuevo, pero deseos no preñan, hay que actuar de acuerdo a un “análisis concreto de la situación concreta”. Por cierto, la triada EEUU, Europa y Japon ya está  consumiendo la bio-capacidad del planeta  al 400% de la capacidad promedio mundial. No estamos en los años 60’s cuando Cuba tuvo el apoyo del llamado campo socialista, ni tenía los recurso que tiene Venezuela, lo cual la hace más apetecible y que la saña que muestra el imperialismo sea mayor contra nosotros, ocasionando que el actual imperio, que se niega a aceptar su declive, se empeñe más en acabar el proceso bolivariano.

Aquí en Venezuela estamos haciendo el esfuerzo por construir un modelo alternativo al capitalista, pero con el pueblo al frente. Una revolución «rumbo al socialismo del siglo XXI”. Como vemos, la construcción del socialismo no es un camino recto y fácil. En la historia hay momentos claros, como en un golpe de Estado de derecha, donde es claro que posición tomar, pero en una coyuntura como la actual no es tan claro. Lo importante es  mantener la democracia como valor fundamental de la nva. Sociedad y su profundización y radicalización, como guía de nuestra acción. La emancipación del proletariado es una tarea harto compleja: va ligada a demasiadas reformas, rompe con demasiados hábitos, arremete contra demasiados prejuicios, es contraria a demasiados intereses nacionales e internacionales, de forma que es verdaderamente una locura creerla factible por mediación de una serie de fuerzas parciales y de tentativas aisladas del contexto internacional. Chávez señaló: Ni habrá pacto con la burguesía ni desenfreno revolucionario. Seguiremos avanzando y construyendo el Socialismo al ritmo y a la velocidad que impongan las circunstancias. Siempre deben mantenerse los principios y la pureza ideológica deber ser nuestra guía, por más que nos veamos en la necesidad de ajustarnos a situaciones no deseadas, a veces, se trata como decía Lenin de apoyar el fusil en el hombro del canalla Kerenski para disparar contra el canalla golpista Kornilov. El de Kerenski (gobernante pequeño-burgues, en el poder desde la revolución de febrero) era un gobierno reaccionario, pequeño-burgués, pero el general Kornilov simbolizaba la ultraderecha, el triunfo de la contrarrevolución, con el consiguiente baño de sangre para el pueblo, en esas circunstancia el mal menor era defender el mal menor, sin dejar de  criticarlo y combatirlo. Esta expresión indica, que a veces se puede ver la revolución obligada a optar por el mal menor, siempre y cuando sea necesario para preservar el rumbo del proceso. O sea, a un enemigo se le puede apoya circunstancialmente pero con el látigo en la mano.

En el ejemplo anterior, se evidencia claramente, que significa tener claro el panorama del mediano y largo plazo, a veces, lo más acertado es defenderse, a veces vadear o maniobrar por los lados. Es como si se tratara de encontrar un camino a una cima que nadie ha conquistado antes, en algunos momentos, podremos encontrar pasadizos ciegos y habrá que retroceder o regresar a buscar o crear un mejor sitio o situación para seguir avanzando. Otra cita de Lenin: No copien nuestras tácticas, sino analicen independientemente las causas de sus rasgos peculiares, las condiciones que la originaron, y sus resultados, aplicando no la letra, sino el espíritu, la esencia y las lecciones de la experiencia.

Mao nos señaló en su obra “sobre la contradicción”, que éstas existen en todas las cosas y procesos, de donde concluimos que como los partidos no están en martes o Plutón, aunque nadie lo diga, existen contradicciones internas en todos los partidos, si el partido existe, y éstas deben tratarse adecuadamente, contradicciones cualitativamente distintas deben tratarse cualitativamente distinto. La contradicción entre oligarquía/burguesía y trabajadores/pueblo es antagónica, las contradicciones en el seno del pueblo pueden tratarse con debate y diálogo, aclarándose que si se tratan mal pueden degenerar, mutarse en antagónicas.

Ya para finalizar (creo ya hay bastante para el debate y la reflexión), señalaré que el 08 de diciembre del 2012, cuando Chávez se despidió del pueblo venezolano, le dijo a Nicolás que gobernara oyendo al pueblo, jamás señaló que ejerciera el gobierno bajo la frase, lo que diga fulano o zutano. Eso en nada contribuye a elevar el nivel de conciencia sino que aliena las capacidades del pueblo, parafraseando a Marx y Engels, para que se cumpla eso de La emancipación de las clases populares debe ser obra del pueblo mismo, o sea, sólo el pueblo salva al pueblo, le hace esperar que se le regale la nueva sociedad, el socialismo. De allí la importancia cómo se hacen las cosas, el método de hacerlas.

Para ahora sí finalizar por hoy, la clave es análisis concreto de situaciones concretas, es decir, no es lo mismo elecciones ejecutivas en un país Presidencialista como el nuestro, a elecciones parlamentarias. Cada quien debe hacer su análisis y tomar su decisión, conscientes que en cualquier momento puede haber hecho que modifiquen la situación y a veces no hay ni tiempo para análisis, por eso vale tenerlos con anticipación. Así mismo, hay que decir que hay cosas que se han hecho bien, como la unión cívico-militar, y el nacimiento del Poder Popular. Y si bien la creación del Poder Popular es un proceso contradictorio, hay que estar conscientes que dicho proceso no es algo abstracto, como los niños cuando aprenden a caminar, se llevan unas cuantas caídas para aprender a andar, y en la medida en que vaya creciendo ira cumpliéndose el pedido de Chávez de que los Conejos Comunales no deben ser apéndices del partido -es aplicar “sólo el Pueblo salva al Pueblo”- menos aún del burocratismo burgués o pequeño-burgués, pero eso serán logros históricos, si nos afanamos en hacer las cosas bien, sembrando conciencia y valores. Los revolucionarios debemos ser los heraldos del nuevo mundo, no exento de sus contradicciones. Sangre fría, calma y cordura.

¡Unidad, Lucha, Batalla y Victoria!

¡Venceremos!

Deja tus comentarios