Articulación de ultraderecha internacional: designación de cuestionado exfiscal como embajador de Colombia en Madrid busca apoyar a golpista venezolano Leopoldo López

Escrito por Red Angostura

La designación que acaba de hacer el presidente Iván Duque del cuestionado exfiscal Néstor Humberto Martínez Neira como nuevo embajador de Colombia en Madrid hace parte del plan de desestabilización que el gobernante uribista sigue empeñado en continuar ejecutando para contribuir a dar un golpe de Estado al presidente venezolano Nicolás Maduro.

En efecto, según el portal español https://laultimahora.es/, el nombramiento del polémico abogado Martínez Neira que en los últimos dos años ha sido expuesto en la palestra pública por algunos escándalos de corrupción en los que se encuentra seriamente comprometido, como por ejemplo, el más recientemente denunciado, haber armado una estrategia para dinamitar el Acuerdo de Paz con la insurgencia de las Farc, obedece al afán del gobierno de Duque de respaldar de manera firme y categórica al golpista prófugo en España, Leopoldo López Mendoza.

De esta manera, el eje Washington-Bogotá-Madrid se pone al servicio de López Mendoza, quien recibe otro apoyo internacional de la ultraderecha, en este caso del régimen uribista de Colombia, para desde Madrid, con la complacencia y anuencia del Partido “Socialista” Obrero Español (PSOE) y su presidente, Pedro Sánchez, organizar estratagemas de desestabilización en contra del Estado venezolano y la Revolución Bolivariana.

López Mendoza ha venido recibiendo en los últimos días en Madrid donde se encuentra fugado el respaldo de sectores franquistas como el Partido Popular (PP) y Vox, así como del presidente Sánchez y el exmandatario autocalificado “socialista”, el cuestionado Felipe González Márquez.

Toda esta operación de conspiración contra el gobierno de Venezuela viene siendo dirigida por el criminal de guerra y dirigente del PP, el expresidente José María Aznar, quien demuestra su capacidad de influencia para lograr apoyos internacionales fascistas, más ahora tras las derrotas electorales significativas que ha tenido en Latinoamérica la derecha como en Bolivia, Chile, México, Argentina y la victoria demócrata de Joe Biden en Estados Unidos.

 

Fuente

Deja tus comentarios