Sobre el momento político actual 2021

Escrito por Fernando Soto Rojas

En medio de un cerco político, económico, financiero y terrorista, terrible, contra Venezuela, su pueblo, la Revolución Bolivariana, y de “ñapa” el COVID-19 que es una epidemia mundial, el gobierno Revolucionario del Presidente Maduro ha logrado controlar, en lo fundamental, este COVID-19 ,que ha permitido quitarle el manto a los centros del capitalismo yanky-europeos y a la demagogia de su prosperidad y privatizaciones que a temprana edad Marx y el marxismo puntualizaron su crisis estructural y sus limitaciones históricas, y que ahora, en el siglo XXI,  su decadencia es evidente: los agentes del capital nada tienen que aportar y decir en el plano del saber: la filosofía, la política y la economía, salvo el pasado de guerra y de fascismo.

El año 2020 en Venezuela, lo cerramos con una victoria política, el 6 de diciembre de 2020 con la elección de la nueva Asamblea Nacional. La A N es hoy  el centro político del debate nacional, institución que de acuerdo a la Constitución, le corresponde el control y fiscalización del estado, la elaboración de leyes y el parlamento como centro de debate político. Podemos decir que el balance hasta ahora es positivo.

Está planteado avanzar en el tema del Estado y en relación a la Asamblea, de una Asamblea Nacional a una Asamblea Popular, comunal.

También está planteado contribuir a superar la situación económica, con o sin bloqueo, construyendo un sistema productivo nacional, como base de resistencia de la República Bolivariana de Venezuela.

Hemos hablado de un triángulo virtuoso que tiene como base la de elevar la producción nacional, para satisfacer necesidades esenciales, pero también con un sistema permanente de información-formación, para elevar la conciencia patriótica y socialista de los trabajadores, trabajadoras y del pueblo, que impida la corrupción, la burocracia y la ineficiencia de la gestión y simultáneamente el eje de la defensa integral contra el terrorismo en la concepción de la guerra de todo el pueblo, con la unidad cívico militar y mando único.

Este año y el próximo, vienen las elecciones para renovar los poderes públicos del estado a nivel de gobernación y alcaldías. El PSUV y su mando, tienen la palabra. Nosotros desde la Brigada Carlos Wilfredo-García-José Aquino Carpio, apoyaremos y contribuiremos al debate pedagógico formativo.

Nuevos vientos esperanzadores soplan en la región, el gobierno (de Joe Biden) de los Estados Unidos hereda una situación, sumamente compleja y difícil, y el presidente Maduro tiene una comprensión de los elementos centrales de la geo-política mundial y se ha desempeñado bien en el laberinto de la situación planteada.

Hay un grupo, pequeño, heterogéneo, de críticos, de descontentos, de un izquierdismo verbalista que “pretenden enderezar entuertos”, “asaltar el cielo” y hacer la revolución en sus cabezas… el tiempo se los tragará, solos… solitos. Esa posición política no es una novedad en  tiempos de las revoluciones;  ya Bolívar en la carta al patriota Pedro Gual, desde Maracaibo el 16/09/1821, decía, “Yo no veo nada peligroso en las fronteras. Solo los Godos son nuestros enemigos; los otros son enemigos del General Bolívar y estos no se les presenta batalla; se les debe huir para vencerlos”.

La Brigada y  Red Angostura, no deben “pararle bolas” a los críticos de oficio y perder así el tiempo precioso que tenemos. En esta situación, que nos frenó un poco el COVID-19, estamos bien en lo fundamental y debemos tomar medidas y desarrollar debates con la finalidad de   contribuir a despejar incógnitas  y  consolidar  la unificación programática del PSUV, Polo Patriótico, pueblo, clases explotadas y Nación venezolana… bajo el liderazgo del Presidente Maduro y su equipo de Dirección.

En esta reunión de hoy están un plantel de cuadros, soñadores, experimentados y militantes de las rojas auroras.

Nuestra tarea central es reorganizarnos de acuerdo a las circunstancias, y la base institucional de la nueva Asamblea Nacional, nos puede ayudar, además de las otras articulaciones que estamos construyendo.

Marchemos juntos, es la orden de nuestros antepasados revolucionarios, Bolívar, Zamora, Chávez… de muchos otros líderes y de nuestro Jorge Rodríguez padre.

1 comentario

Deja tus comentarios