Sobre la organización popular y la lucha por el socialismo

Escrito por Ángel Salazar

Hoy Venezuela vive una bestial agresión imperial que se concreta en el desarrollo de una Guerra de IV Generación, combinando formas de lucha violentas y “pacíficas” con el objetivo de detener el avance de la Revolución Bolivariana e imponerle al Pueblo los intereses de la Oligarquía y del imperialismo norteamericano.

La organización popular es la base fundamental de defensa de la Revolución Bolivariana y de la construcción del Socialismo, su expresión; el ejercicio del  poder desde las comunidades y para las comunidades, el desarrollo del autogobierno comunal, levantando las banderas de la Democracia Directa y Protagónica, la defensa integral de la nación,  atendiendo las condiciones concretas de cada localidad, su nivel de organización como manifestación de la conciencia del Pueblo.

La lucha política e ideológica  contra el sometimiento y la forma de explotación capitalista y la dominación imperial, es tarea impostergable del movimiento popular y de sus organizaciones populares, los CONSEJOS COMUNALES, las COMUNAS, las MESAS TÉCNICAS, los COMITÉS de todo tipo, las COOPERATIVAS, las EPS, el FFM, SOMOS, los CLAP, las Milicias Bolivarianas, las Misiones, las RAAS, UNAMUJER, el PSUV y otras formas de organización que la Revolución Bolivariana  ha creado, juegan un papel determinante en estos momentos de mayor desarrollo de la conciencia del pueblo. El rescate de nuestros valores históricos, nuestra identidad nacional, la defensa de los intereses del pueblo y sus conquistas, facilitan los avances del movimiento en esta fase de la lucha revolucionaria venezolana.

La transformación de las relaciones sociales capitalistas deben construirse mediante un proceso de reconocimiento de nuestra condición de clase social explotada y de pueblo oprimido, del rescate de la identidad nacional como conglomerado multiétnico y pluricultural para, desde esta posición, superar la fragmentación de la conciencia que en cada individuo implantó el capitalismo e integrarlo como colectivo en la concreción  del Poder Popular. Así, el que surjan nuevos valores socialistas: El amor, la solidaridad, lo colectivo, la responsabilidad y corresponsabilidad, la participación, el respeto,  la honestidad, el trabajo voluntario entre otros y se consolide  es fruto  de un proceso de trabajo integral, continuo, permanente, individual y colectivo  sobre la conciencia de las y los ciudadanos, lo cual permitirá  construir un nuevo modelo de organización social.

Las debilidades que se manifiestan en algunas  propuestas organizativas de la revolución como Cooperativas, algunos Consejos Comunales  Comunas, el PSUV, estriban en trabajar los procesos que debían desembocar en una colectivización, desde la forma, desde la estructura y no desde el proceso  de superación de la fragmentación  capitalista.

ALGUNOS ELEMENTOS QUE DEBEN CONSIDERARSE PARA CONSTRUIR UNA ORGANIZACIÓN FUERTE ACORDE AL MOMENTO POLITICO

  1. La Planificación como instrumento de transformación de la realidad concreta, para mejorar las condiciones espirituales y materiales de vida en la localidad.
  2. El ejercicio de la Democracia Directa y Protagónica para la toma de decisiones que afecten a las comunidades desde el Parlamento Comunal, las Asambleas de ciudadanas y ciudadanos y otros espacios de toma de decisiones de la organización popular.
  3. La comunicación como herramienta que permita informar  en tiempo real los acontecimientos que influyen en el territorio y la Nación.
  4. La formación integral, continua, permanente, individual y colectiva  que facilite la continuidad del trabajo político, social  e Ideológico y de capacitación  en la comunidad.

Estos elementos coadyuvan a superar las debilidades que hasta ahora se han manifestado en organizaciones sociales y facilitaría  el camino a la constitución  de una organización  fuerte que responda a los intereses de nuestro pueblo y a la construcción del socialismo.

Deja tus comentarios