¿Obligados a vencer?

El  29 de septiembre el presidente Nicolás Maduro reafirma su condición de reafirma su condición de defensor   de las conquistas del pueblo venezolano y de la independencia de la patria:

Su propuesta de la Ley Antibloqueo a la Asamblea Nacional Constituyente significa un dispositivo constitucional para enfrentar y derrotar  la rapiña imperial, las medidas coercitivas unilaterales y el miserable robo de las riquezas de nuestra nación.

El presidente Nicolás Maduro está llamando a un debate amplio debate la recuperación de los servicios públicos, la reactivación de la producción petrolera, el impulso de la economía productiva, la protección de activos de la nación, la defensa de los derechos laborales y sociales para los trabajadores, y  la honradez como un principio fundamental de la política y de en nuestras instituciones públicas, entre otros temas.

El pueblo cotidianamente  en sus espacios de vida  resiste y ejerce la crítica de lo mal hecho y de lo hecho a medias, combate la corrupción y avanza iniciativas desde abajo contra la asfixia económica y la permeable política:

Produciendo un sinnúmero de combatientes que permanentemente luchan al con el pueblo.

Me permitiré tomar parte de un texto que escribí a los y las camaradas de nuestro RAAS, que  trabajamos en recuperar espacios para la producción y la mejora de  nuestros centros educativos:

“La mejor crítica es el trabajo, la mejor propuesta es lo que construimos con nuestros propios esfuerzos, a punta de amor y de nuestro compromiso con la comunidad, nuestros amigos y vecinos; convencidos estamos que se trata de procesos de lucha que son y serán cada vez más determinantes en la defensa de la patria, en los combates que vienen. Nuestro Libertador, Simón tres años después de la  victoria de Ayacucho le escribió a su sobrino Fernando Bolívar ‘que llegará el día en que cojas abundantes frutos de tu aplicación. Por lo tanto, te recomiendo el estudio de las ciencias que te he indicado y la práctica de la moral’… Eso es formación y trabajo con conciencia revolucionaria. Lo que hoy hacemos unidos por nuestra comunidad, mañana asegurará abundantes frutos para todos nosotros y nosotras. Esa es nuestra verdad, la valentía y solidaridad que nos caracteriza como hacedores del supremo bien. Ayer escuché el impecable discurso de nuestro presidente Nicolás Maduro (discurso del día martes 29 de septiembre), cargado de la verdad y sostenido con  acciones ante la brutal, inhumana y  agresión a nuestro país. Esa firmeza nos anima, su templanza nos fortalece. A pesar de todas las agresiones imperialistas seguimos con la firme convicción que la ética y la moral es el acero de nuestra impenetrable armadura, y el  ejemplo con el trabajo es la filosa y endurecida espada que podrá diezmar al enemigo. Somos hijos de Bolívar y Chávez, la derrota no es una opción, la muerte en la lucha nos honra.

El próximo  6 de diciembre los revolucionarios y revolucionarias estamos obligados. Nos vemos reflejado en lo escrito por José Vicente Abreu en el prólogo del libro “La tortura y el crimen político” de nuestro querido David Nieves: “Él sigue siendo fiel a su verdad. Y eso forma parte de una pedagogía de la dignidad necesaria en nuestro país. Algún día sin sombra de torturas podrán decir los venezolanos, los latinoamericanos, ¿ahora vivimos mejor, con el orgullo de una conciencia tranquila?”. Pues sí, como David Nieves, seremos fieles a nuestra verdad, seremos definitivamente independientes y viviremos en paz en socialismo.

¡Venceremos!

Deja tus comentarios